6 ago. 2012

Lisboa chapter II




Lisboa es muy genial! es de lo más indie, decadente y bohemio.
Y aunque esto que voy a decir a continuación parezca una "frase de 0´60" (Ojete Calor), Lisboa es una ciudad de contrastes. Pero sus contrastes están tan bien integrados, que puedes caminar por la Avenida da Liberdade, que se correspondería a La Castellana madrileña, llena de tiendas de grandes marcas, y encontrar un mercadillo vintage repleto de verdaderas reliquias, como por ejemplo prismáticos antiguos, cámaras de fotos de espía, juguetes, joyas, piezas de cubertería, tarritos de porcelana y cristal, cepillos y espejos labrados... una maravilla...
Como un rastro, pero con un producto bastante más seleccionado... me lo hubiera llevado todooo!!!!
AAAAAAAAAAAAAGGGGRRRRR!!!!!


OMG! flúor en mercadillo vintage!











no te puedes ir de Lisboa sin probar el bacalao en todas sus variantes, y la cerveza superbock, aunque nosotros en esta ocasión probamos una de elaboración propia en "El Museo de la Cerveza". Un lugar bastante recomendable, con pescado fresco y una decoración muy cuidada.






                           

si piensas subir al  Castillo de san Jorge, nada mejor que tomar un pastéis de Belém en la " Confeitaria Nacional" para coger fuerzas :) es precioooosa, y los pasteles están riquísimos!
    














La decadencia de Alfama es de lo más molona,sus calles son estrechísimas y laberínticas, por la parte alta del barrio todavía no ha llegado el turisteo, se pasean las abuelitas en bambito y es muy guay poder comunicarte con todo el mundo tan fácilmente aunque no tengas ni idea de portugués. 
Es genial acabar luego cenando sardinas y de postre una guinja, es un licor de cereza típico que hay por todas partes, como en los kioskos que encuentras por las plazas de la ciudad.

1 comentario:

N dijo...

Bonitas fotos! Qué ganas de ir a Lisboa!

Gracias por tu comentario!

http://thechichut.blogspot.com.es/

Irene :)